miércoles, mayo 09, 2018

Y un día te darás cuenta de que el tren de tu vida, estuvo en tus narices, parado, con las puertas abiertas, esperando a que subieras, y no lo hiciste por creer que el siguiente tren, te llevaría a mejor destino.

No hay comentarios: